banner4.jpg
Figura%2009_edited.png

Nuestro Blog

Figura 09.png
Figura 02-01.png
  • Welko

Las claves de la medición de calidad del agua en la productividad

Ignacio Puga - 24 de junio 2021


En el 2020, la Dirección General de Aguas -DGA- dio a conocer el Atlas del Agua, un documento que identificó para todo el país diferentes parámetros físico-químicos, tendencias, indicadores y caracterizaciones de la calidad de agua en el país, homologando características de los últimos 50 años en Chile, con una metodología avalada por el DICTUC.


Pero la identificación de estos indicadores son sólo un punto de partida, ya que desde la experiencia, lo clave está en la gestión de la calidad del agua en las industrias, cómo se gestionan los indicadores de manera permanente para trabajar de forma preventiva, pro-activa e integrada y por zonas geográficas, con la capacidad de movilizar recursos y voluntades para lograr resultados relevantes para la productividad.


Calidad y composición del agua


La calidad del agua registrada desde las napas, los puntos de captación, los indicadores de degradación natural y la composición por los usos y desusos del recurso hídrico, son claves de ser medidos en todos sus niveles, etapas, momentos y estados. La información arrojada por instrumentos confiables es vital para la toma de decisiones.


A modo de ejemplo, en Chile existe un asunto complejo de arsénico en el norte, donde una parte es de origen natural, lo que se traduce en problemas a la hora de abastecer del recurso, complicando los procesos de potabilización o de cultivos, por lo que medir la calidad resulta crítico.

Otro ejemplo es la relevancia de predecir cómo se comportan en tiempo real los niveles de turbidez, cómo la cantidad de sólidos se van acumulando, por ejemplo, en los relaves, algo fundamental para prevenir catástrofes. Estos datos deben ser de precisión, en tiempo, forma y de fácil integración a los sistemas de emergencia y monitoreo. Por esto, instrumentos de calidad como los que provee Aqualabo, Sensor Digital MES5 VB5 NTU5, permitirían salvar vidas, al igual que se protejan grandes inversiones, públicas y privadas. Sensor digital MES5 VB5 NTU5


La medición del nivel de oxígeno


El oxígeno gaseoso (O2) es un componente fundamental para los procesos metabólicos de la vida, y sobretodo en su biodisponibilidad soluble en el agua. En los últimos años, la industria acuícola ha sido pionera en la medición de oxígeno disuelto para prevenir la mortandad de los peces, así como para controlar la proliferación de algas malignas cerca de centros de cultivos.


Para resolver esta necesidad, la sonda de oxígeno disuelto Aqualabo OPTOD es la adecuada para un control continuo de los niveles de oxígeno, tanto en agua dulce, estanques o también en el mar. Se encuentra disponible en versión de acero inoxidable y titanio para aplicaciones de mayor durabilidad y resistencia a la corrosión.




Sensor Digital de Oxígeno Disuelto


No obstante, la medición de oxígeno disuelto es una variable que puede servir para más aplicaciones. Recientemente se ha demostrado que la cantidad de oxígeno disuelto en el agua para riego es fundamental en la biodisponibilidad de los nutrientes, de lo contrario las plantas podrían incluso llegar a ahogarse.


Otro ejemplo clave se da en las plantas de tratamientos de aguas servidas (PTAS), donde se debe verificar que el aireador esté funcionando correcta y eficientemente, por medio de un control de oxígeno disuelto aguas debajo de este, lo que se transforma en una forma eficaz de corroborar el correcto funcionamiento del proceso de tratamiento.


Hoy existe la oportunidad de dar un salto cualitativo en la medición de los procesos de la industria sanitaria, que estos sean en línea, con información en tiempo real, dando seguridad a un proceso tan sensible, que además es estrictamente regulado.

Así, los productos de Aqualabo permiten la medición de parámetros multidimensionales con la StacSense DQO DBO, identificando en línea la composición de agua en el pre tratamiento, tratamiento, potabilización y post tratamiento en: la cantidad de sólidos, DBO (Demanda Bioquímica de Oxígeno), Carbono total disuelto, entre otros en las distintas variables y en todos de los procesos.


StacSense DQO DBO


Calidad del agua a nivel mineral y de pH


El éxito de un cultivo depende no solo de la cantidad del recurso disponible para riego, sino también de las condiciones del agua, ya que su composición es determinante para el crecimiento de plantas y frutos. Por esto, a nivel agroalimentario y frente a la modernización de los campos, se ha buscado optimizar el correcto crecimiento y nutrición de las plantas, lo que hace que la tecnología sea factor de diferenciación. Esto está, por ejemplo, estrechamente relacionado con las sales disueltas en el agua, ya que la sobresaturación de sales en las raíces impacta en la nutrición de estas, llevando a que se lastimen y mueran.



A esto se suma la necesidad de aprovechar mejor la tierra disponible que es cada vez menor, por lo que es importante crear mejores condiciones para predecir escenarios. Para esto, equipos como los de Aqualabo permiten la medición de la conductividad eléctrica, sea a través de la inducción magnética, como otros que actúan por electrodos.




Sensor Digital de Electroconductividad


En las diferentes etapas de crecimiento y floración se requieren distintos pH en el agua junto con los nutrientes para optimizar la biodisponibilidad de estos. Es por esto que un control continuo de conductividad y pH es aplicado a un equipo denominado de fertiriego, logrando así automatizar el proceso de fertilización en las diferentes etapas del cultivo y reducir riesgos de pérdida de producción.


Para alimentos, y sobretodo en las bebidas, la seguridad en el nivel del pH debe ser óptimo para evitar que se produzcan diferencias en sabor y composición, generando una pérdida de calidad que afecte el producto final.


Otras consideraciones de calidad de agua para la productividad


Es importante entender qué medir y controlar la calidad de agua en los diferentes procesos productivos es un criterio proactivo frente a los desafíos de las industrias. Si bien en algunos casos, como en la salmonicultura, la medición y control del oxígeno disuelto está directamente relacionado a la productividad, en otros procesos como la concentración de complejos tóxicos en los relaves mineros son más bien acciones de sustentabilidad, que permiten medidas efectivas y que tienen impactos en el largo plazo.


En el caso de la agricultura, en donde la calidad de agua impacta directamente a la productividad, muchas veces esto se deja de lado debido a que “los frutos salen igual” con el agua aplicada en riego desde los pozos. Esta calidad de agua en nuestro país es un lujo que no siempre nos va a favorecer y es importante mantenerse activos en la búsqueda de hacer mas eficientes los procesos. Si medimos en línea la conductividad y pH del riego, incluyendo correctamente los fertilizantes según el ciclo productivo en, por ejemplo, los Paltos, se necesita menos agua para alcanzar la nutrición adecuada y además se podrían aumentar los rendimientos productivos por hectárea.

Queremos trabajar en pos de generar una infraestructura de medición sustentable para todas las industrias, en donde la información y tecnología en torno a esta sea un aliado relevante para productores, sector público y con beneficios que además lleguen a los consumidores.






Sensor Digital de PH


Conoce la calidad Aqualabo en Welko


La calidad es un punto fundamental y es considerada hoy por diferentes industrias que requieren del recurso hídrico para su desarrollo, necesario de ser gestionando de forma integrada y permanente con instrumentos y tecnología de calidad, como los que propone la francesa Aqualabo.


Conoce los siguientes productos Aqualabo en www.welko.cl




Links de interés_

https://en.aqualabo.fr/




#hidrogestion #calidaddelagua #medición #welko #aqualabo #sensor